Análisis escéptico del escepticismo (*)

 “Si la investigación científica va a dictar cuándo un tratamiento farmacológico tiene efectos adversos o no, más nos vale permitir toda la crítica posible en este campo.”


Autor: Marc Casañas.
Publicado originalmente ayer (Mayo 23, 2016) en la página web de la plataforma NoGracias.

Habiendo comentado recientemente Abel Novoa la necesidad de una aproximación más allá de la cuantitativa en el apartado de dudas vacunales, hemos creído conveniente hacer una aproximación extra-empírica al debate recogido en Nature, sobre el “escepticismo selectivo” con origen en una entrada del blog Scientific American (John Horgan  lo llama “Skeptics with capital “S”)

Captura de pantalla 2016-05-23 a las 16.55.36
 —

El autor, Chris Woolston periodista científico, sostiene la tesis (postulada en el Northeast Conference on Science and Skepticism) de que el escepticismo científico, si se aplica sus propias herramientas de crítica filosófica, también tiene puntos a mejorar (él se autodenomina “[…] escéptico con “s” minúscula, no mayúscula” ya que no pertenece a la sociedad escéptica oficial). Cita un ejemplo de ilusión científica (“The Science Delusion”) donde Richard Dawkins alaba a Lawrence Klauss comparándolo con Charles Darwin.

Los escépticos habrían dedicado una especial atención a objetivos blandos/fáciles (“[…] soft targets”) como la creencia en Dios, fantasías, el cielo, astrología, homeopatía, Big Foot… o a los antivacunas, negacionistas del cambio climático (aunque para algunos las voces críticas con el alarmismo climático están justificadas) y los que ostentan dudas sobre los organismos genéticamente modificados.

Para el autor los objetivos duros/difíciles ([…] “hard targets”) serían hipótesis no-falsables de campos “serios” como la física o las matemáticas, el sobrediagnóstico y sobretratamiento de ciertos tipos de cáncer, la sobremedicación y polimedicación en salud mental (cita a Robert Whitaker) o la ciencia-zumbante genética (“[…] Gene-Whiz science”) junto a la justificación de que los actos bélicos “los llevamos en nuestros genes”.

Finalmente, pide al grupo escéptico (con “S” mayúscula) que centre más sus esfuerzos en los objetivos duros/difíciles y no en los objetivos blandos / fáciles.

Intentaremos cartografiar tanto los puntos de este artículo como otros recogidos en distintos blogs (enlazados o no en la noticia de Nature):

Captura de pantalla 2016-05-23 a las 17.26.29

Steven Novella en Neurologicablog hace una buena crítica del uso de hipótesis no-falsables en física y matemáticas (por ej: la teoría de cuerdas) y concluye que existe una falsa dicotomía entre objetivos duros y objetivos blandos: “la separación es aleatoria y subjetiva”.

Al leer este argumento, Irving Kirsch siempre nos tendría que venir a la mente. Cuando escribía de forma crítica sobre antidepresivos y depresión, los contrarios a su tesis decían que la “escala Hamilton para medir la mejora en depresión era un valor aleatorio/subjetivo”. Sí, y realmente el p-valor (0.05) es también una medida SUBJETIVA de análisis cuantitativo, es decir, el uso del p-valor en 0.05 es algo “consensuado” (aunque la medición matemática es objetiva).

Al igual que si una revisión se hace en el 2000 o en el 2015, o si se investigan los determinantes de salud y su relación con el cáncer en Occidente y no en Oriente,  la misma realidad es distinta y “subjetivizada” en modelos atómicos, sociológicos, antropológicos… para intentar darle un sentido.

Steven Novella finaliza su entrada crítica con Hogan diciendo que “los escépticos están a su disposición o a la de cualquier persona para ser criticados”, aunque, contradictoriamente, poco antes había afirmado que “la crítica a que elegimos unos objetivos y no otros es altamente subjetiva y no tenemos que variar nuestra agenda por una opinión de un no-científico” (Hogan es periodista).

Si fuese un escenario político y el partido con mayoría absoluta dijese a un grupo de científicos “la crítica de que destinamos poco a I+D+i y mucho a cultura nos parece altamente subjetiva y ustedes no tienen que guiar nuestra agenda económica” seguramente todos los investigadores lo criticarían. Parece el mismo caso. Una contra-respuesta sería “más inversión en I+D+i, está comprobado empíricamente, mejora la riqueza de cualquier país: no es que los países prósperos inviertan en ese campo, es que los países que invierten en ese campo son prósperos”. En el debate que nos atañe, es obvio que los ataques de los escépticos se dirigen mayoritariamente a objetivos blandos/fáciles.

Captura de pantalla 2016-05-23 a las 18.01.07

Que los escépticos ataquen sobretodo objetivos blandos no significa que acepten lo que de arbitrario tienen los duros (es un razonamiento semejante al  “ahora resulta que si no hablo del sufrimiento palestino soy pro-ocupación”. Estamos de acuerdo. Pero la ausencia o la menor incidencia de unos temas en el debate puede ser casualidad o puede significar algo.

Captura de pantalla 2016-05-23 a las 18.09.36

Beatriz Sevilla apuntó que en las ponencias de Naukas empezaron muy pocas mujeres y, ahora, la tasa de participación va subiendo. ¿Eran en Naukas machistas por no hablar de igualdad de género o culpables por fomentar esa práctica?

Captura de pantalla 2016-05-23 a las 18.08.03

No, pero la diferencia significativa en sexos y el no-tratamiento del tema, opinamos, era un síntoma de algo más profundo/estructural (otros lo han hecho mejor)

Captura de pantalla 2016-05-23 a las 18.13.01

Es verdad que en Naukas han tratado objetivos duros o difíciles como el sobrediagnóstico en cáncer de mama pero no sin polémica tipo “cuidado con el discurso.. puede dar apoyo a las terapias alternativas”.

Captura de pantalla 2016-05-23 a las 18.16.22

Manuel Viches Pacheco lleva más de 1 década quejándose de que “no se quiere ni dar la oportunidad de llevar el debate de las mamografías a la esfera públicas”. En su blog desayunoconfotones hay entradas muy interesantes.

Captura de pantalla 2016-05-23 a las 18.19.27

Hogan no ha sido el primero que se ha quejado del “ambiente cerrado” y de cierta teledirección del discurso escéptico.

Captura de pantalla 2016-05-23 a las 18.22.40

También en esta polémica ha intervenido Pharyngula pero no exactamente apoyando a Hogan:

“[…] Horgan comete la falacia de la privación relativa”, “[…] un tema que ninguno de los dos bandos ha tocado es el trato escéptico de las mujeres. Alguno de los dos debería traer más voces femeninas en su discurso”

Captura de pantalla 2016-05-23 a las 18.25.42

Este tema ya lo tratamos a propósito del artículo “Vacunas, antivacunas y fundamentalismos” citado precisamente en la última entrada de nogracias. ¿Son los escépticos con “S” y “s” pro-machistas? Probablemente no conscientemente pero la crítica y el debate pueden señalar esas cuestiones e intentar mejorarlas.

Captura de pantalla 2016-05-23 a las 18.30.46

El debate continua

Para evitar la extensión del artículo, animamos a cualquier persona a comentar la entrada y concluimos con algunos pensamientos (a la espera de ser criticados para detectar así nuestros propios sesgos):

  • La filosofía es necesaria en la ciencia

Captura de pantalla 2016-05-23 a las 18.34.32

  • Un escéptico en el sentido clásico tiene que ser escéptico de sí mismo en primera instancia y, por lo tanto, lo primero es dudar de sí mismo y dar importancia de alto nivel a las críticas de otras personas hacia ellos / as. No vale en decir “estamos abiertos a críticas” si después las despachas olímpicamente. Aquí en nogracias no ponemos con falsa bondad “si GlaxoSmith Kline tiene alguna queja estaremos encantados de leerles”. Si dejas por escrito las ganas de falsar tu hipótesis, que los actos comulguen con tus palabras

Captura de pantalla 2016-05-23 a las 18.38.04http://freethoughtblogs.com/pharyngula/2016/05/16/i-should-have-warned-john-horgan/

      “No esperes que el movimiento escéptico se ocupe alguna vez de problemas sociales reales. Al ser escépticos, los prejuicios culturales o políticos podrían antagonizar con una parte de su comunidad que consideran la expresión “justicia social” una frase sucia. Han estado trabajando durante décadas para crecer mediante el cultivo de una fachada que sea amenazadora para los estúpidos y su recompensa ha sido la de convertirse en un pozo negro lleno de estúpidos. Esto es muy mala cosa porque necesitamos el escepticismo más que nunca.[…]”

Captura de pantalla 2016-05-23 a las 18.43.56http://culturacientifica.com/2016/03/03/autocritica-en-la-royal-society/

 —

 Un ejemplo de crítica social se puede leer en la Cátedra de Cultura Científica del País Vasco escrita por Ana Ribera Molinos (@molinos1282 ) autora de los blogs Cosas que (me) pasan y Pisando Charcos.

Captura de pantalla 2016-05-23 a las 18.48.15http://www.actasanitaria.com/secta-peligrosa-la-de-los-escepticos/

  • No toda crítica a lo que criticamos vale.

    Creemos que el texto de Juan Gérvas en Acta Sanitaria es muy mejorable: el uso del adjetivo “secta”, la cita de Umberto Eco equiparando a los escépticos con imbéciles, o la acusación de que son frustrados por no ser médicos, otorgando un falso privilegio epistémico a la práctica clínica.

Captura de pantalla 2016-05-23 a las 18.51.56http://www.skepdic.com/backfireeffect.html

Este tipo de críticas favorecen el “backfire position” que el mismo autor critica en la estigmatización del colectivo antivacunas.

Captura de pantalla 2016-05-23 a las 18.54.28http://www.actasanitaria.com/bebes-muertos-por-tosferina-sean-cientificos-disparen-contra-los-antivacunas/

 Podríamos editar el título de este punto como: “sean científicos, no disparen contra los escépticos

Captura de pantalla 2016-05-23 a las 18.59.47

  • Evitar caer en la trampa de utilizar calificativos cargados ideológicamente para opinar sobre determinadas acciones o afirmaciones: por ejemplo, “terroristas” a los antivacunas o a cualquier acto anti-OGM. Es más intelectualmente aceptable decir que odias esos actos o que te causan desprecio. Esta captura del lenguaje la reconocerán bien muchas personas anarquistas, siempre acusadas de acciones filo-etarras o de promover el terror entre la población.

Captura de pantalla 2016-05-23 a las 19.02.15

  • En Trampas y Tormentos de Daniel Jiménez Franco (editorial “la caída”, colección Frank Smith) el autor nos facilita una traducción de Slavoj Žižek (página 238):

 “[…] También en la economía y otras ciencias sociales, la jerga del experto se presenta como un conocimiento objetivo con el que no se puede realmente discrepar y que no se puede traducir en términos de nuestra experiencia normal. En pocas palabras, la distancia entre el conocimiento científico y el sentido común no se puede salvar, y es esta misma distancia la que eleva a los científicos a la categoría de figuras de culto, de “gente que se supone que sabe” (Zizek: 2000; 5).”

Coincidimos en fondo y forma (pero ampliando a cualquier campo, no solo en ciencias sociales). Cuando un experto o grupo de expertos (usamos el generalizador masculino porque por estadística son mayoritariamente hombres) diga que las críticas hacia sus actos no tienen razón de ser, dude. Y dude de este blog por supuesto.

Captura de pantalla 2016-05-23 a las 19.05.07

http://blogs.scientificamerican.com/cross-check/everyone-even-jenny-mccarthy-has-the-right-to-challenge-8220-scientific-experts-8221/

  • Por último (y enlazando con el punto anterior), creemos que todo el mundo tiene derecho a criticar a los expertos. David Healy escribe al respecto de esta entrada de Hogan:

“[…] las entradas Hogan siempre son recomendables. En la que nos ocupa se enfrenta a la preocupante tendencia a considerar la ciencia como sacrosanta. Un reciente portada del National Geographic trajo este asunto hasta mí casa. La pregunta de si las vacunas causan autismo no me importaría si fuera un Flat Earther. Pero es una pregunta con implicaciones claras y preocupantes para mí, para RxISK y para cualquier persona que haya sido dañada por medicamentos”

Marc Casañas


(*) Nota editorial (JR):
Comparto el 100% del texto publicado en NoGracias, el proposito de este post es hacer un eco de múltiples puntos de vista que argumenta él autor, quizás en otro momento decida plantear algún punto de vista adicional – o quizás no.

El único cambio que hice con respecto a la publicación original de NoGracias fue mover la conclusión final al principio del análisis. Sin embargo, pienso que vale la pena reiterar la conclusión final para terminar con esta corta nota editorial, escrita en letra pequeña y al final del post (no al principio como se acostumbra) para no interrumpir la calidad del sonido de este eco. Sin embargo, la frase final no hace parte de las palabras expresadas por quien escribe esta nota editorial.
Sugiero también leer:
– Debating vaccination: understanding the attack on the Australian Vaccination Network (Brian Martin)
– On the suppression of vaccination dissent (Brian Martin)

 “Si la investigación científica va a dictar cuándo un tratamiento farmacológico tiene efectos adversos o no, más nos vale permitir toda la crítica posible en este campo.”

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: