Entrevista de Samu Nulla Praxis a David C en relación con las pastillas “Superman”

Pregunta: ¿Hay alguna forma de diferenciar a simple vista entre una pastilla de éxtasis y otra de falso éxtasis como las “Superman”? ¿Se puede percibir la diferencia de efectos entre el MDMA y el PMMA una vez ingerida? 

Respuesta: A simple vista, es imposible discernir entre un comprimido de MDMA y otro de PMMA; es decir, podemos encontrarnos con comprimidos de MDMA o de PMMA que presenten el mismo tamaño, color, forma y logotipo y no conoceríamos su naturaleza ni composición exactas hasta la realización de un análisis químico. La PMMA a dosis bajas presenta efectos muy similares a la MDMA. Básicamente, provoca efectos estimulantes y empatógenos. El problema de la PMMA es que es una sustancia con elevada toxicidad, es decir, la dosis activa se encuentra próxima a la dosis tóxica.

P: ¿Qué capacidad de mortalidad tiene la pastilla “Superman”? ¿Sólo una conlleva peligro? ¿Para que sea mortal requiere de otros factores como cantidad, mezcla de otras sustancias, etc.?

R: Los comprimidos con el logo “Superman” vendidos como “éxtasis” detectados en Madrid y Vizcaya presentan dosis muy elevadas de PMMA (entre 140 y 170 mg), por lo que pueden ser muy tóxicos -hay casos de intoxicación con cantidades por debajo de los 50 mg- e incluso letales. De hecho, su consumo se ha relacionado con fallecimientos en varios países de Europa. La toxicidad de las “Superman” está intrínsecamente ligada a la cantidad de PMMA que contienen. Como ya hemos apuntado, la PMMA puede tener consecuencias fatales a dosis elevadas, y el cuadro clínico de intoxicación se caracteriza por náuseas, distorsión visual, nistagmo, taquicardia, hipertensión e incremento de la temperatura corporal grave similar al que puede acontecer con MDMA. Además, la sustancia aparece mezclada con anfetamina en el propio comprimido, lo que puede incrementar los efectos tóxicos. En algunos casos clínicos de intoxicación también han sido detectadas sustancias como MDMA, cocaína, alcohol, THC http://jat.oxfordjournals.org/content/27/4/253.full.pdf+html), otros cannabinoides, efedrina, opiáceos o derivados de catinonas (http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22148985).

P: ¿La sensibilización para saber cómo dar una atención temprana en este tipo de casos podría haber salvado la vida en alguno de los casos de muertes que se han dado en Reino Unido?

R: La atención sanitaria temprana en un caso de intoxicación grave puede ser de vital importancia para salvar la vida del consumidor y se basa en determinadas medidas terapéuticas como la ventilación mecánica o el uso de fármacos para estabilizar al paciente y hacer frente a los problemas vasculares y de hipertermia (benzodiazepinas, amiodarona, nitroprusiato sódico, fentolamina, nitroglicerina, bicarbonato en altas dosis…) 

http://www.fetoc.es/asistencia/Intoxicacion_aguda-drogas-abuso_2009.pdf (página 212)

 —

P: ¿Cuál puede ser la motivación de sintetizar pastillas con PMMA en vez de con MDMA?

R: En realidad, no sabría elucidar los motivos exactos que llevan a los químicos clandestinos a fabricar comprimidos de PMMA en lugar de MDMA. La mayor sencillez en la síntesis de la PMMA con respecto al éxtasis, el estatus legal de la sustancia o los precursores en los orígenes -o el momento actual- o las cuestiones económicas podrían influir.

P: ¿Las farmacias podrían cumplir una función informativa acerca de estos peligros y favorecer un consumo consciente? ¿Podría evitar casos como el que ha ocurrido con las denominadas “Superman”? ¿Qué debe hacer un consumidor para lograr un consumo responsable?  

R: Lamentablemente, en la actualidad las farmacias no realizan funciones informativas acerca de los efectos de los psicoactivos en general, el peligro de ciertas drogas potencialmente tóxicas en particular ni labores de reducción de riesgos asociados al consumo de estupefacientes. Incluso en el caso de las drogas legales (alcohol y tabaco), los profesionales sanitarios suelen centrarse en la prevención del consumo siguiendo la estrategia principal del Gobierno, táctica que ha fracasado estrepitosamente -a los datos actuales de problemas de salud relacionados con el consumo de sustancias legales me remito (http://www.sg.unimaas.nl/_OLD/oudelezingen/dddsd.pdf). Además, respecto a las drogas farmacéuticas con actividad ansiolítica e hipnótica, las cifras de consumo actuales son preocupantes (http://www.aemps.gob.es/medicamentosUsoHumano/observatorio/docs/ansioliticos_hipnoticos-2000-2012.pdf). Dicho esto, el lector podrá suponer que las farmacias -y, por extensión, el Gobierno, más empeñado en luchar contra las drogas ilegales en lugar de en preservar la salud de la población- hacen poco o nada para promover el consumo responsable de sustancias. En mi opinión (y contestando a tu pregunta), se podría -y se debería- informar de manera responsable y objetiva sobre drogas tanto legales como ilegales desde los establecimientos sanitarios (centros de salud ambulatorios, hospitales, farmacias, etc.) y desde los medios de comunicación. En realidad, la información veraz sobre psicoactivos es la herramienta más poderosa para prevenir problemas asociados al consumo de estupefacientes -incluyendo las muertes relacionadas con el consumo de drogas ilegales falsificadas. Además, la regulación y el control sanitario de las drogas por parte del Estado evitarían estas falsificaciones y garantizarían la pureza y la dosificación precisa de estas moléculas.

Respondiendo a la última cuestión que planteas, el análisis químico es la única forma de conocer con precisión la composición de unos comprimidos de supuesto éxtasis. En España, organizaciones como Energy Control (http://energycontrol.org/analisis-de-sustancias.html) y Ai Laket!! (http://www.ailaket.com/) trabajan en este campo. El consumidor de MDMA y de psicotrópicos en general debería extremar las precauciones y valorar los riesgos de la droga a consumir. 

En cualquier caso, si alguien decide tomar una “pastilla” sospechosa, lo más sensato es consumir una dosis pequeña y esperar un tiempo prudencial hasta notar los efectos (1.5-2 horas); si estos no fueran los deseados -o no tuvieran lugar-, sería interesante evitar esa sustancia. La PMMA tiene la particularidad de que tarda en ejercer su acción mucho más tiempo que la MDMA, con el posible riesgo de sobredosificación, el clásico “Esto no sube, colega… Voy a tomar más”. 

Muchas gracias.

Enlaces de interés:

http://www.release.org.uk/blog/info

http://energycontrol.org/analisis-de-sustancias/resultados/adulterantes/371-pmma.html

http://energycontrol.org/analisis-de-sustancias/resultados/alertas/553-alerta-pastillas-con-pmma-sustancia-muy-toxica.html

https://www.erowid.org/chemicals/pmma/pmma.shtml

http://en.wikipedia.org/wiki/Para-Methoxy-N-methylamphetamine

http://www.thepoisonreview.com/2012/04/18/meet-dr-death-pmma-and-pma/

Artículo final: http://www.ccinf.es/infoactualidad/index.php/local/3967-tras-cuatro-muertes-las-superman-llegan-a-madrid

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: