Las Víctimas de la Guerra (*)

(*) Traducción del artículo “Casualties of War” publicado el 14 de Enero de 2016 por el BMJ.
Autor: Fiona Godlee (editor-in-chief – The BMJ).
Publicado originalmente por el blog del Sindicato Médico Colombiano.

La huelga de los médicos jóvenes de Inglaterra—la primera en 40 años—es algo histórico y a la vez profundamente triste. Los médicos han tomado esta acción de forma renuente, en protesta contra los cambios propuestos en sus contratos, ellos creen que estas clausulas amenazan la moral, el reclutamiento y la seguridad de los pacientes. Aunque estaban reacios ante la huelga, los médicos fueron casi unánimes en la decisión de hacerla. Tienen un amplio apoyo entre colegas de alto nivel, otros profesionales de la salud, y, según se informó a principios de esta semana, también de la opinión pública en general (doi: 10.1136 / bmj.i188).

Dos médicos—the chief medical officer, Sally Davies, and NHS England’s medical director, Bruce Keogh—se han pronunciado en contra de la huelga. Esto no debería ser para nada una sorpresa. Ambos son funcionarios públicos con responsabilidades legales y estatutarias. La carta de Keogh justo después de la decisión de huelga ha creado la mayoría de las molestias, en un principio por su elección de palabras y ahora debido a revelaciones de que esta carta fue revisada antes de ser enviada por el Departamento de Salud (doi: 10.1136 / bmj.i130).

Margaret McCartney simpatiza con estas preocupaciones (doi: 10.1136 / bmj.i141). Ella dice que tenemos que estar seguros de que las opiniones de Keogh fueron completamente independientes. Nigel Hawkes no está de acuerdo (doi: 10.1136 / bmj.i181). Cuando los gobiernos se enfrentan a dificultades agudas, él dice que es su trabajo para asegurarse de que todos los portavoces que pueden influir esten hablando con la misma voz, “Todo vale en el amor y la guerra, y esto es la guerra”, concluye Hawkes.

Paradójicamente, la misma cosa que el gobierno quiere lograr—un servicio de siete días—se ha convertido en la primera víctima. El trabajo estaba en marcha desde el año 2013 para entender el problema de los fines de semana, reunir nuevas evidencias sobre la escala del problema, definir las principales áreas que más lo necesitan, y construir un consenso profesional en torno a los estándares clínicos para evaluar la atención recibida en los fines de semana. Liderados por Keogh, se inició el proceso que fue conducido por los médicos. Los pacientes fueron también estrechamente involucrados. En el momento de las elecciones generales de mayo del año pasado las normas estaban a punto de ser lanzadas, centrándose inicialmente en la atención de urgencias y emergencias. Los colegios reales relevantes estuvieron completamente abordo (involucrados en la decisión).

Como describó en un artículo (doi: 10.1136 / bmj.i187), al gobierno le tomó tan sólo seis meses para descarrilar un consenso que había cuidadosamente construido. Sin dinero para financiar una definición irrealista y a menudo variable de siete servicios diarios, ahora necesitan conseguir chivos expiatorios y personas caidas. Los médicos jóvenes son un grupo especialmente vulnerable. Si las enfermeras fueran las siguientes, esto llevaría a la fuga en lugar de luchar, según ha dicho su nuevo líder (doi: 10.1136 / bmj.h6796). Para evitar el desgaste por partes, las profesiones deben estar juntas.

También debemos apoyar Keogh en lugar de permitir que el gobierno abra una brecha entre él y el resto de la profesión. Durante muchos años en diferentes roles ha demostrado coraje, integridad y compromiso con los pacientes, médicos, y el NHS. Su partida sería una injusticia individual y una pérdida colectiva.

Hay otras víctimas potenciales de esta guerra. La mayor de estas puede ser el propio NHS. Por una pelea con los médicos, el gobierno ha creado una distracción dañina e innecesaria de los verdaderos desafíos que enfrenta el NHS. Norman Cordero ha pedido una comisión para debatir abiertamente y decidir el futuro del NHS (doi: 10.1136 / bmj.i127). Yo estoy a favor de esta solicitud.

Citar como: BMJ 2016; 352: I203

Conflicto de intereses: El BMJ ha trabajado con el NHS de Inglaterra en conferencias para médicos en formación (Agentes para el Cambio, fmlm.ac.uk), y un miembro de laFaculty of Medical Leadership and Management clinical fellowstiene un nombramiento conjunto, distribuyendo una mitad del tiempo en el NHS Inglaterra y la otra mitad en The British Medical Journal.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: